3 razones por las que no encuentras tu Llamado Personal

3 razones por las que no encuentras tu Llamado Personal

Cuando escuché la TED Talk de Simon Sinek, “Start with why”, mi mundo cambió por completo.

De pronto entendí porqué no era feliz en mi trabajo. Ganaba bien, y eso era lo único que me mantenía trabajando del modo en el que trabajaba. Pero no era feliz, no me sentía satisfecha, y no sentía ningún tipo de orgullo por lo que hacía.

Me gustaría decir que fui valiente y renuncié de inmediato a ese trabajo tan vacío y carente de alma y me embarqué en la búsqueda incansable de mi Llamado Personal… eso sonaría bien si algún día hacen una película sobre mi vida.

Pero la verdad es que no fue así. Como mucha gente, continué en ese trabajo durante muchos años más, antes de que fueran ellos quienes me dieran una patada en el trasero y me quedara, de buenas a primeras, casi en la calle.

Retomé el concepto de trabajar con un propósito hasta que empecé mi propia empresa (un divorcio, un cliente menos y varias cuentas médicas después), y debo decir que nunca me he sentido más feliz en mi vida, tanto laboral como personal.

Pero… ¿porqué si esto es tan maravilloso, no hay más gente buscando su Llamado Personal? 

Busca tu Llamado Personal

Descubrí que el problema por el que nos cuesta trabajo lanzarnos a buscar el Llamado Personal, es porque solo tiene sentido para nosotros. 

Ejemplo de esto es el típico “mamá, papá, ¡de grande voy a ser cantante!”, seguido de un “ay, mijito. ¿Pero cómo vas a vivir de eso?”

Nuestra familia nos ama, vale. No cabe duda de eso. Y como para ellos lo único que tiene sentido es lo que hacen tooooodos los demás, te piden que elijas una carrera.

Y ahí vamos por la vida, recién cumplidos los 18 (cuando aún estamos lo que le sigue de verdes) eligiendo a qué nos vamos a dedicar el resto de nuestros días.

Usualmente lo que veo, es gente revisando encuestas de cuáles son las carreras que pagan mejor, y esas son las que estudiamos.

#TodoMal

Sigue buscando tu Llamado Personal

Nos toca a nosotros, que ya pasamos el largo proceso de elegir una carrera; darnos cuenta de que ese no era el camino; corregirlo y empezar esta vida diseñada especialmente a nuestro gusto, la que nos hace plenos y felices; orientar a las siguientes generaciones.

Yo no sé si el día de mañana las cosas sean distintas, pero esto es lo que veo que funciona hoy. Y no lo digo solo yo, lo dicen miles de personas famosas que terminan siendo “coach de vida”. Después nos metemos en el rollo de quiénes están haciendo bien el trabajo y quienes son puro fraude, haciendo que los demás se desilusionen.

Pero regresando al punto, he encontrado tres razones por las que la gente que nos ama nos detiene cuando queremos adentrarnos en el escabroso camino de encontrar el Llamado Personal, y antes de discutirlas a detalle, me gustaría que vieran el video de esta semana:

 

Ahora sí, vamos a discutir más a fondo tres razones por las que la gente que nos ama nos detiene cuando queremos adentrarnos en el escabroso camino de encontrar el Llamado Personal:

Éxito social

Éxito social

Es obvio que si vives en una sociedad, lo “aceptado” es lo que la mayoría está haciendo, porque es lo seguro y lo conocido. Y en esta sociedad en la que vivimos (al menos en mi país, México), mucha gente busca el reconocimiento que te dan los títulos: abogado, contador, médico, administrador.

Y claro. Como en todo, hay algunos que siempre pesan más que otros. De ahí el muchas mujeres se quieran casar con médicos o abogados, y muchos hombres, con modelos o entrenadoras.

Además, no podemos olvidar otros factores de aceptación y éxito social, como estar casada y con hijos antes de los treinta, en el caso de las mujeres, o haber comprado una casa para la familia en el caso de los hombres.

Vale. Hay cosas que socialmente son deseable. No quiere decir que sean lo que tú necesitas, o incluso quieras. Antes de caer en esta trampa, decide qué significa para ti tener éxito social. Tal vez es simplemente hacer justo lo que toda la sociedad dice que está mal o no se puede.

Para ciertas cosas, creo en la necesidad de ser rebelde. 😉

 

Éxito económico

Éxito económico

¿Cuánto dinero necesitas para considerar que tienes éxito económico? ¿Y qué tipo de trabajo necesitas para alcanzar esa cifra? Estas son en general las dos preguntas que veo que la gente se hace para elegir su profesión.

Y nos vamos por la vida admirando carteras.

Aunque el dinero es una herramienta muy útil para alcanzar tus sueños, no necesariamente es el encargado de darte felicidad. De modo que decidir qué significa el éxito económica con base en cuánto ganas, es un éxito vacío.

Entiendo que todos queremos vivir bien. Pero lo que he llegado a entender, es que el éxito económico se da por ser ordenado con tus finanzas y tener dinero para lo que necesitas y lo que te hace feliz, independientemente de cuánto ganas.

Recuerda que ganar un millón y gastar un millón no es éxito. Éxito es gastar menos de lo que ganas, y tener dinero que te sobre para usarlo en tus sueños, no solo en tus necesidades. 

 

Falsa seguridad

Una falsa seguridad

¿Recuerdas la vieja fórmula ganadora de “estudia mucho, encuentra un buen trabajo, mantenlo y jubílate”? No sé a ti, pero al menos a mí me educaron con esta idea. Y lo cierto es que desde antes de salir de la carrera, sabía que no me iba a funcionar.

La idea de estudiar una carrera era para que pudieras encontrar un trabajo “seguro”. Pero resulta que cuando yo salí de la carrera, me encontré con la situación de que no me daban trabajo porque no tenía experiencia laboral. Y luego, no había ninguna certeza de cuánto podría durar en un trabajo, porque nadie estaba dando contratos o te hacían firmarlos por poco tiempo.

¿Esta era la promesa de seguridad? ¿No poder encontrar trabajo y no saber cuánto me iba a durar? 

Entendí muy rápido que mi mejor opción era generar mi propio negocio. Y seguro que tú haz llegado a la misma conclusión. Solo recuerda que igual que un trabajo, ningún negocio te va a hacer sentir satisfecho si no amas lo que estás haciendo. 

Entonces, antes de caer en las trampas de querer buscar éxito social, económico y una falsa seguridad, empieza por encontrar tu Llamado Personal. Escucha tu Voz Interior, decide qué es éxito para ti, y luego trabaja hasta que encuentres un camino que te funcione.

 


“Negocios con Propósito” es un movimiento con el que quiero inspirar a la gente a diseñar los cimientos de un negocio que te permita *ser tú mismo*, sentir *pasión y satisfacción* por lo que haces, *aportar* a la sociedad y *crear una Tribu* de gente que crea y le apueste a tu sueño. El propósito es que hacer negocios sea algo divertido y satisfactorio.

Antes de empezar a pensar en tu propio Negocio con Propósito, te recomiendo descubrir tu Llamado Personal. ¿Cómo le haces?

Descarga este “Mapa para encontrar tu Llamado Personal” para descubrirlo. ¡Es totalmente gratis! 😉 

Descarga gratis el mapa para encontrar tu Llamado Personal

Share this

Pin

By daliapamela