Cómo controlar tus emociones para crear la vida que quieres

<Controlar tus emociones para poder crear la vida que siempre soñaste>
Controlar tus emociones no es tan difícil como parece con este sencillo método

Cómo controlar tus emociones para crear la vida que quieres

Desde que salió la popular película “El Secreto”, se le ha dado una mayor atención al concepto metafísico de que las emociones, en efecto, tienen un papel determinante en nuestras experiencias. 

Como una de esas personas que deben “ver para creer”, la primera vez que me topé con esta idea me pareció bastante ridícula y la descarté por completo. De manera precipitada, diría yo.

Solo ahora, varios años después, he descubierto que las emociones en efecto controlan mis experiencias, y más importante, he encontrado la forma de controlarlas. 

Si te estás preguntando qué caso tiene hacerlo, si tú no crees que las emociones afecten tu vida, te propongo considerar lo siguiente:

Una persona se levanta tarde. Alterado, toma la decisión de salir corriendo a pesar de que hay mucho tráfico para poder llegar a tiempo al trabajo. Por su sentido de prisa, se pasa un alto. Una patrulla lo ve y lo detiene, poniéndole una multa y quitándole más tiempo del que ya tenía perdido.

Esta persona no solo llegó tarde al trabajo, a pesar de todos sus esfuerzos por no hacerlo, sino que además terminó con una multa innecesario que ahora debe pagar.

¿Todavía crees que tus emociones no afectan tu vida?

Aunque no entiendas cómo controlar tus emociones, es probable que tengas el deseo o la necesidad de hacerlo. Especialmente si tu vida no es precisamente la que deseas.

Y por eso, te presentaré un método muy sencillo de aplicar para aprender a controlar tus emociones, en lugar de dejar que ellas te controlen a ti. 

Detente cuando tengas una emoción fuerte para aprender a controlar tus emociones

Identifica una emoción intensa y detente

Nuestras emociones controlan nuestras acciones. Por eso, es importante que identifiques cuándo estás teniendo una emoción intensa. Estas emociones (buenas o malas) te harán actuar de manera precipitada, sin pensar.

Por lo tanto, el primer paso es detenerte. No hagas nada antes de darte una oportunidad de pensar fríamente lo que estás haciendo. 

Controlar tus emociones intensas viene muy bien, por ejemplo, cuando sientes esa urgencia por comprar algo que te emociona, pero que tal vez no es prudente adquirir en este momento.

Así es que si sientes el impulso de hacer algo precipitado, pasa al siguiente paso:

Respirar es importante para controlar tus emociones

Respira y aléjate

Controlar tus emociones comienza por pensar bien lo que estás haciendo. Y eso no lo puedes hacer si estás demasiado alterada. Por lo tanto, debes alejarte un poco de la situación y respirar. 

Si estás discutiendo con tu pareja, probablemente estás diciendo cosas de una manera imprudente y es seguro que te arrepientas después. Así es que si estás discutiendo porque te sientes muy enojada, lo mejor es pedir un tiempo fuera y tranquilizarte en un espacio donde te sientas cómoda.

Muévete para cambiar tus emociones

Muévete para cambiar tu emoción

A veces, el simple hecho de respirar no es suficiente. Las emociones pueden ser muy intensas, así es que la mejor forma de cambiar tu estado de ánimo y controlar tus emociones, es hacer ejercicio, salir a caminar, bailar, etc. 

Cualquier cosa que te permita cambiar de posición corporal puede ser de gran ayuda. ¡Piénsalo! ¿Acaso no te sientes bien después de hacer ejercicio? ¿O puedes estar triste si estás bailando?

El cuerpo necesita moverse para que la mente se sacuda un poco y pueda pensar mejor. Así es que no importa lo que elijas, empieza a moverte hasta controlar la intensidad de tu emoción.

Cuando finalmente estés tranquila, puedes empezar a pensar qué está pasando.

Analiza lo que estás sintiendo para controlar tus emociones

Analiza tus emociones

Es tentador simplemente dejar pasar el momento y no afrontar lo que sentimos. Pero hacerlo, solo es postergar lo inevitable. Así es que, pase lo que pase, siéntate un momento a pensar en lo que sientes. 

A veces solo exageramos una emoción porque estamos alterados de antemano, tenemos problemas o nos sentimos cansados.

Si lo que estás sintiendo en ese momento no es para tanto, no le des importancia. Y si es algo que se ha venido repitiendo con regularidad, es importante hacerle frente y actuar en lugar de solo reaccionar.

Recuerda que todo tiene solución, pero tienes que buscarla.

Elije qué emociones quieres tener para vivir la vida que quieres

Elije cómo te quieres sentir

El último punto es el más importante y el más retador. Tienes que elegir, de manera consciente, cómo quieres sentirte de ahora en adelante.

Controlar tus emociones sirve para saber qué tipo de emociones quieres tener. Porque estas emociones afectarán tus pensamientos. Tus pensamientos, determinarán tus decisiones. Y tus decisiones, crearán tu vida. 

Así es que si no te gusta estar enojada todo el tiempo, elije estar contenta sin importar lo que pase. Si no quieres seguir sufriendo por la persona que te dejó, elije ser feliz estando sola. Si ya no quieres sentirte miserable porque el dinero no alcanza, elije disfrutar de lo que tienes en todo momento.

Como dije, el método es simple. Y aplicarlo, solo requiere que dejes atrás tu terquedad y uses toda tu fuerza de voluntad. En poco tiempo, tu vida será completamente distinta, y más en línea con lo que realmente deseas.


Como dije, la vida se construye con base en tus emociones. Pero también en función de los pensamientos que tienes. Y aprender a usarlos a tu favor puede ser más sencillo de lo que crees. Para aprender cómo hacerlo, te invito a que descargues mi e-book “Sueña, piensa, emprende” de manera gratuita:

E-book gratis "Sueña, piensa, emprende" para mamás y mujeres creativas emprendedoras.

No te pierdas este manual de estrategias mentales y psicológicas para madres creativas emprendedoras que de verdad quieren alcanzar sus sueños, tener éxito en los negocios y mejorar sus vidas.


Únete a la comunidad de mujeres y madres #emprendedoras con negocios creativos que están inspirando al mundo un sueño a la vez. ¡Comparte tu trabajo con el hashtag #CreadorasDeSueños y hagamos una tribu imparable!


Share this

Pin

By daliapamela