4 hábitos que aumentan tu productividad

Con estos 4 hábitos notarás cómo aumenta tu productividad en semanas
4 hábitos que debes implementar en tu vida para aumentar tu productividad

4 hábitos que aumentan tu productividad

Déjame pintarte un escenario. Una pequeña historia. Y veamos si te identificas:


En las mañanas, cuando te levantas, lo primero que haces, incluso antes de entrar al baño, es revisar tu celular. 

En él encuentras un buen número de correos electrónicos que quedaron pendientes del día anterior, y te prometes que pronto los responderás. 

Te arreglas y preparas a los niños para la escuela, y mientras tomas tu café, haces el peinado de tu hija, y tratas de medio desayunar, contestas esos mails que te traen de cabeza. 

Pronto te encuentras gritándole a tus hijos que ya van tarde, pero tú no puedes desprenderte del celular. 

Intentas hacer una lista de todos los pendientes que tienes que resolver el día de hoy, y cuando llegas a los quince puntos, sabes que no hay manera de que los puedas terminar ese mismo día. 

Enfurruñada, no prestas atención a lo que te dice tu hija en el camino, y te dedicas a escuchar las noticias en la radio. Sabes que el panorama económico no pinta bien, y te prometes trabajar más duro a partir de se momento para sacar el gasto familiar. 

Para cuando tus hijos bajan del auto y entran a la escuela, sus pequeños rostros se ven acongojados. Sabes que lo que te decían era importante para ellos, pero tú no tienes tiempo para esas cosas. ¡Tienes mucho trabajo que hacer! 

El día, sin embargo, no pinta para mejorar, y lo único que consigues es tener más pendiente, más estrés y sentir que los pantalones te aprietan en la cintura, porque es el tercer día que comes cualquier cosa que te encuentras para no perder tiempo y seguir trabajando. 


¿Te suena familiar? Si te identificas con algo en esta historia, déjame decirte que así eran mis días antes.

Estaba demasiado “ocupada” siendo productiva para “hacer más dinero” y lo único que logré fue subir de peso, estresarme, desconectarme de mi hija y tener más trabajo, en lugar de tener menos.

Ser productiva no es estar ocupada todo el tiempo. Ni siquiera es hacer la mayor cantidad de trabajo posible cada día.

La productividad, según Wikipedia, es la relación entre la cantidad de productos obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción.

Perdóname si estoy loca… pero yo no veo en ningún lado dónde dice: trabajar más para hacer más.

La productividad te permite obtener productos a través de un sistema con un número determinado de recursos. Es decir, que con determinada cantidad de tiempo, a través de un sistema, puedes producir un número determinado de recursos.

Entonces, la productividad se trata de trabajar de manera inteligente administrando los recursos más importantes que tienes: tiempo y energía. 

Si quieres aumentar tu productividad, lo primero es saber qué hábitos te pueden ayudar a administrar tu tiempo y tu energía de una mejor manera.

A base de probar varias cosas, he encontrado que estos cuatro hábitos funcionan a la perfección en mi vida, son muy sencillos de implementar y después de un mes vas a empezar a notar los resultados.

Medita para aumentar tu productividad

Medita en las mañanas

Si te pasa como me pasaba a mi, y crees que meditar es para alcanzar algún tipo de iluminación, te puedes sorprender gratamente sabiendo que la meditación es un hábito que te ayuda a concentrarte.

Poder mantener tu concentración durante un periodo de tiempo, te permite aumentar tu productividad en el trabajo y ser más efectiva.

Meditar a primera hora de la mañana te ayuda a entrar en un estado más alerta y de concentración profunda, y ayuda a que estés más enfocada al momento de empezar tu trabajo.

Como toda habilidad, meditar requiere de práctica, pero si lo haces con constancia, definitivamente vale la pena si quieres aumentar tu productividad.

Descansa para aumentar tu productividad

Permite que la mente descanse

La concentración prolongada no es muy recomendable para mantener un estado mental libre de estrés y capaz de ser productivo.

Por lo tanto, asegúrate de tomar entre 15 y 20 minutos de descanso por cada dos horas de trabajo que tengas. Levántate de tu lugar de trabajo, camina un poco, platica con un amigo, prepárate un café.

Te darás cuenta de que este pequeño descanso te ayudará a aumentar tu productividad en poco tiempo.

Camina para aumentar tu productividad

Salte a caminar

La mente necesita periodos de descanso. He descubierto que pienso mejor y me vuelvo más creativa cuando no estoy trabajando.

Salir a caminar y dejar de pensar en el problema que tengo entre manos es la forma más fácil de encontrar esa “iluminación” que estoy buscando.

Por ello, aprovecho para ir caminando a recoger a mi hija de la escuela todos los días que puedo, y ese trayecto de una hora, ida y vuelta, me ayuda a estar más descansada mentalmente y abordar los problemas desde otro punto de vista.

En otras palabras, logro aumentar mi productividad sin tener que sentarme horas y horas a forzarme buscando soluciones que me “llegan” con más facilidad gracias a un simple paseo por la calle.

Aliméntate para aumentar tu productividad

Respeta tus horarios de comida

La energía del cuerpo está determinada por el descanso y la alimentación. Saltarte una comida, comer demasiado, poco balanceado y en general no tener hábitos alimenticios correctos impactarán directamente en tu nivel de energía.

Para aumentar tu productividad, asegúrate de hacer las mínimas tres comidas reglamentarias del día, y si es posible, come dos colaciones entre cada una de ellas.

Algo tan simple como tomar una manzana a medio día, en tus veinte minutos de descanso (en los que puedes estar leyendo una revista para relajarte) harán maravillas por tu energía y tu productividad.


El premio de la productividad no es poder hacer más. Es tener más tiempo para ti, para disfrutar tu vida. ¿Pero ya sabes qué tipo de sueños quieres hacer realidad? Si todavía no lo sabes, te invito a descargar mi e-book “Sueña, piensa, emprende” de manera gratuita:

E-book gratis "Sueña, piensa, emprende" para mamás y mujeres creativas emprendedoras.

 

No te pierdas este manual de estrategias mentales y psicológicas para madres creativas emprendedoras que de verdad quieren alcanzar sus sueños, tener éxito en los negocios y mejorar sus vidas.


Únete a la comunidad de mujeres y madres #emprendedoras con negocios creativos que están inspirando al mundo un sueño a la vez. ¡Comparte tu trabajo con el hashtag #CreadorasDeSueños y hagamos una tribu imparable!


Share this

Pin

By daliapamela