Cómo ser una mejor mamá emprendedora

Cómo ser una mejor mamá emprendedora, disfrutar de tu maternidad y tener tu propio negocio.

Todas las mujeres que tenemos nuestro propio negocio queremos ser una mejor mamá emprendedora.

Lo cual, puede resultar uno de los retos más grandes de nuestras vidas.

Armonizar vida familiar y profesional no es tan sencillo, y es normal sentirnos frustradas y cansadas al final de nuestro día. 

Aún peor, se vuelve más difícil disfrutar el ser mamá. Cuando, las más de las veces, la maternidad fue la principal razón del porqué queríamos nuestro propio negocio para empezar.

Sin embargo, soy de la idea de que no es imposible ser mamá y dueña de tu propio negocio. Hay varias formas de ser una mejor mamá emprendedora. Y es lo que quiere compartir hoy contigo.

Cómo ser una mejor mamá emprendedora

Cómo ser una mejor mamá emprendedora, disfrutar tu maternidad y hacer crecer tu negocio.


Trabaja en mejorar tú

Siempre he pensado que se debería estudiar cómo ser una mejor persona y cómo ser una mejor mamá.

Lamentablemente, no hay escuelas que te enseñen a ser una mejor mamá emprendedora, pero puedes empezar por darte cuenta de que hay muchas cosas que aprender.

Saber cómo educar niños felices, saber cómo poner límites con amor, saber cómo preparar comidas balanceadas, cómo poder jugar con los niños, son cosas importantes para ser mejor mamá.

Aprender cómo administrar un negocio, organizarse, hacer publicidad, tener una estrategia de marketing, buscar clientes, son importantes para ser una mejor emprendedora.

Ahora, solo tienes que entender que tú, como mamá emprendedora, tienes que ocuparte de crecer y aprender muchas más cosas que aquellas mujeres que solo son mamás o solo son dueñas de negocios. 

Pero la buena noticia, es que tendrás la oportunidad de vivir una vida más rica y feliz que otras mujeres.

Bien vale la pena el esfuerzo extra, ¿no te parece? 😉


Sé congruente

Eres el modelo de tus hijos. Lo que hagas, ellos copiarán.

Si realmente quieres que tus hijos obedezcan tus reglas, primero deben ver que tú misma las cumples. 

De nada sirve que les exigas comer sus verduras, si tú no comes las tuyas. O que sean respetuosos con la gente, si tú no eres de las que dice “Buenos días”, “Buenas tardes”, “Por favor” y “Gracias”.

Es cierto, también debes encontrar la forma de hacerles entender que hay cosas que los adultos pueden hacer (como dormirse más tarde) y cosas que los niños no, porque no tienen la edad para ello.

Pero a grandes rasgos, asegúrate de que las reglas se aplican para todos, incluida tú.


Pon límites y reglas

Soy una creativa. Y durante mucho tiempo, pensé que las reglas y los límites solo funcionaban para restringir tu creatividad y tu libertad.

Me costó mucho tiempo y situaciones desagradables en mi vida, darme cuenta de que en realidad poner límites y reglas en el hogar ayuda a los niños a sentirse más seguros, orientados y en control.

Por otro lado, como mamá, eso te da orden y tranquilidad, porque te ayuda a organizar las muchas tareas de la oficina y el hogar.

Ahora, me aseguro de tener pocas reglas que sean muy claras, para que la Pequeña Dama pueda seguirlas sin problemas.

Reglas tan sencillas como tener derecho a un postre dependiendo de si se comió bien o no, hacen una gran diferencia al momento de querer educar.

En este caso, para poder ser mejor mamá emprendedora, debes asegurarte de que toda regla que pongas en casa te permita hacer un mejor trabajo como dueña de tu negocio.


Separa tiempo para lo personal y lo profesional

Eres mamá y dueña de negocio. Puede que también tengas pareja. Definitivamente tienes una familia y amigos que merecen tu atención. Y por encima de todo, estás tú.

No hay manera de que seas una mejor mamá emprendedora si no te enfocas en mejorar tú primero.

Entonces, asegúrate de apartar un tiempo de tu día para ti, para leer libros que te ayuden a aprender nuevas habilidades, ver videos de gente que comparta ideas interesantes e innovadoras, ejercitarte, alimentarte bien, etc.

También asegúrate de alimentar las relaciones con la gente que amas. Tus hijos, para empezar. Necesitan pasar tiempo contigo sin que el teléfono o las redes sociales se interponga entre ustedes.

Y por supuesto, organiza tu trabajo para que seas lo más productiva posible, y tu carrera, como tu negocio, crezcan constantemente aunque sea lento.


Calendariza

Una buena organización empieza por definir las actividades a realizar y ponerles una fecha para concluirlas. 

Esto aplica tanto para un negocio como para la vida familiar. Citas con el doctor, trámites de la escuela de los niños, reuniones de padres de familia, viajes, compromisos con familia y amigos, citas con clientes, desarrollo de un producto para su venta, etc.

Cualquiera sea tu forma favorita de organizarte (digital o análoga) asegúrate de poner en orden todos tus proyectos.


Todo aquel trabajo que le dediques a ser una mejor mamá emprendedora es para beneficio tuyo y de tu familia, pero también para la gente que te rodea.

Es nuestra labor convertirnos en emprendedoras que inspiren a otras mujeres a su alrededor, a darse cuenta de que esta vida de mamá y dueña de un negocio es posible, e increíblemente disfrutable. Cuando sabes cómo poner orden en tu vida. 😉

Si tienes la inquietud de ser una mamá emprendedora pero no sabes cómo, te invito a iniciar el negocio de tus sueños suscribiéndote gratis a mi lista de suscriptores y descargando mi e-book:

E-book gratis "Sueña, piensa, emprende" para mamás y mujeres creativas emprendedoras.

Un manual de estrategias para mamás creativas emprendedoras que de verdad quieren alcanzar sus sueños, tener éxito en los negocios y mejorar sus vidas.


Únete a la comunidad de mujeres y madres #emprendedoras con negocios creativos que están inspirando al mundo un sueño a la vez. ¡Comparte tu trabajo con el hashtag #CreadorasDeSueños y hagamos una tribu imparable!


Share this

Pin

By daliapamela

Leave a Comment